LUZ DE TARDE

LUZ DE TARDE

Me da pena pensar que algún día querré ver de nuevo este espacio,
tornar a este instante.

Me da pena soñarme rompiendo mis alas
contra muros que se alzan e impiden que pueda volver a encontrarme.

Estas ramas en flor que palpitan y rompen alegres
la apariencia tranquila del aire,
esas olas que mojan mis pies de crujiente hermosura,
el muchacho que guarda en su frente la luz de la tarde,
ese blanco pañuelo caído tal vez de unas manos,
cuando ya no esperaban que un beso de amor las rozase…

Me da pena mirar estas cosas,
querer estas cosas,
guardar estas cosas.
Me da pena soñarme volviendo a buscarlas, volviendo a buscarme,
poblando otra tarde como esta de ramas que guarde en mi alma,
aprendiendo en mí mismo que un sueño no puede volver otra vez a soñarse.

José Hierro

¡MIRAME!

retorno al pasado

MIRAME!

¡Mírame, hermano humano!
No tengo sueños personales, ni objetivos en la Vida, pues la Vida misma es el más preciado regalo. Mis raíces son de la Tierra, Ella me nutre, pero la Luz, la caricia que abre mi alma de flor, me la da mi Padre Sol.
No atesoro nada, hermano humano. Ni pretendo tampoco. Germino, me estiro hacia la caricia del Padre, me abro, me entrego incondicionalmente, y mi presencia embellece tu vida, y mi perfume sublima tu alma.
Cuando ya lo he dado todo de mí, me entrego plácidamente de nuevo al vientre de la Madre, me hago una con Ella, y duermo en la esperanza de que el Padre Sol me ayude a germinar de nuevo.
¿Por qué te complicas tanto la vida, hermano humano? Hablas de Amor, pero te reservas siempre para ti mismo. Sueños personales que oscurecen tu belleza. Miedos ancestrales que te cierran el corazón y no permiten que la luz dorada entre él. Egoísmos, hijos del miedo, de la ignorancia y de la soberbia, te mantienen siempre cerrado en tu capullo, y no se abre. No se entrega al Amor, y mueres marchito, como naciste, sin haber contemplado la Luz del Padre, sin haber sentido el calor de la Madre, y sin haber dado la fragancia de tu SER.
¡Mírame, hermano humano!. Yo también anhelo tu perfume, que me hace sentir bella, y reconocerme en tu Presencia!

Sol@

EL TRIUNFADOR

EL TRIUNFADOR

Cuando el egoísmo no limite tu capacidad de amar…
Cuando confíes en ti mismo, aunque todos duden de ti, y dejes de preocuparte por el qué dirán
Cuando tus acciones sean tan concisas en duración
como largas en resultados…
Cuando puedas renunciar a la rutina sin que ella
altere el metabolismo de tu vida…
Cuando sepas distinguir la sonrisa de la burla,
y prefieras la eterna lucha que la compra de la falsa victoria…
Cuando ser espontáneo te libre del método…
Cuando actúes por convicción y no por adulación…
Cuando puedas ser pobre sin perder tu riqueza,
y rico sin perder tu humildad…
Cuando sepas perdonar, tan fácilmente como ahora te disculpas…
Cuando puedas caminar junto al pobre sin olvidar
que es un hombre y junto al rico sin pensar que es un Dios…
Cuando sepas enfrentarte a tus errores tan fácil
y positivamente como a tus aciertos…

Cuando halles satisfacción compartiendo tu riqueza…

Cuando sepas manejar tu libertad, para pensar,
hablar, leer, escribir y hasta escuchar sin caer en los excesos…
Cuando sepas obsequiar tu silencio a quien no te pide palabras, y tu ausencia a quien no te aprecia…
Cuando ya no debas sufrir para conocer la felicidad
y no seas capaz de cambiar tus sentimientos o tus metas,
por el placer…

Cuando no trates de hallar las respuestas en las cosas
que te rodean, sino en tu propia persona…

Cuando aceptes los errores, cuando no pierdas la calma…

Entonces, y sólo entonces…¡¡¡serás un Triunfador!!!

Eisset@

Jugando con la Vida



Este niño está jugando con la vida. Juega a llevar sobre sus espaldas una cruz, la que esta humanidad le ha cargado e impuesto. Aunque siente el peso en sus tiernas espaldas, la Magia que anida en su corazón la transforma en un juego, de cuyo final solo él es el actor.
Su burla, su lengua fuera, mirándonos a los adultos, a veces indolentes, nos dice que su inocencia, su Magia, su fuerza y su simplicidad y sencillez transformarán ese peso en una varita mágica en su Vida.
La inocencia se abre camino entre el caos y la ignorancia, con pasos de gigante y grandes alas de esperanza.

El Arca del Amor

Eisset@

El cambio…

«La gente dice: “si no te gustan tus circunstancias, cámbialas”. Yo digo: “si no te gustan tus circunstancias, cámbiate”. Al cambiarte tú, las estarás cambiando a ellas.
Si quieres cambiar tus circunstancias, cambia tú. Si quieres cambiar tu entorno, cambia tú. Si quieres cambiar el mundo, cambia tú.
Sé tú el cambio que buscas. Si tu entorno no te da lo que buscas, cambia tú para provocarlo.»

-Anxo Pérez. “Los 88 peldaños del éxito”.-