ACARICIANDO CON TU ENERGÍA

3c629454c5cb733dcc2aa8b69e250a63

¿Se han puesto a pensar, compañeros, en todo lo que encierra una caricia…?

Ella engloba, en si misma, los mejores sentimientos de la vida : apreciación, ternura, bondad, cariño, gratitud…

(¿Acaso se puede acariciar con odio…? ¿ Se puede acariciar con ira…, con maldad…, con desprecio…?).

Cada vez que nuestra mano se desliza dulcemente sobre la cabecita de nuestros hijos…, sobre el hombro de un amigo…, sobre el lomo de nuestra mascota…, sobre las hojitas de una planta…-incluso sobre la superficie de ese objeto que valoramos tanto-, les estamos diciendo sin palabras : “¡que bueno tenerte cerca…! ¡gracias por estar en mi vida…! ¡te quiero…!”.

Y en ese preciso instante, una pequeña burbuja de alegría visita nuestro corazón…¡y rozamos de pronto…sin pretenderlo…, sin haberlo buscado siquiera…, los bordes mismos de la simple felicidad…!

Y ese dulce gesto universal, SIEMPRE es sinónimo –en nuestra programación subconsciente-, de ternura…, de mimo…, de cariño…

El solo hecho de acariciar algo –lo que sea-, ya dispara automáticamente en nosotros, una respuesta/sentimiento de apreciación…, de afecto…, de bondad… (como si se activara un reflejo condicionado –positivo en este caso-, de acción/emoción).

¡Compruébenlo, camaradas…! ¡Ahora mismo, si lo desean…! ¡Acaricien el escritorio donde se apoya la computadora en la que están leyendo…! ¡Acaricien el sillón en el que están sentados…! (¡NO tocar : acariciar!)

Y van a ver que las emociones/pensamientos que surgen, son siempre de aprecio : “¡qué comodo que sos…! ¡gracias por servirme tanto…!” Etc.

¡Porque la caricia está motorizada por el corazón…!

(Mientras que su contrapartida, la EVALUACION, nace de la mente : “ya está medio viejo…” ; “tendría que cambiarlo…” ; “habría que encolar este extremo…” )

Entonces…¿por qué no acariciar más a menudo…-no sólo cuando nos nace-, sino “deliberadamente”…?

Cuando estemos tristes…o tensos…o confundidos…, acariciemos…, simplemente acariciemos…-plantas, objetos, mascotas, personas, fotos…- ¡y nos visitará esa pequeña burbuja de felicidad que mencionamos antes…!

Y ahora, compañero de viaje…¡voy a desafiar amablemente tu ¨sistema de creencias¨…! :

¿Por qué tendríamos que limitarnos a acariciar sólo con nuestras manos…si también podemos hacerlo con nuestra energía…?

¿Y por qué limitarnos a acariciar sólo a nuestros seres queridos…, si podemos acariciar a cada hermano del camino…? -¿acaso no son también ellos, “nuestros seres queridos”…de la gran familia humana…?-

(Y si tal vez te surgiera ahora un pensamiento restrictivo del tipo: “es muy difícil…”, “todavía no estoy preparado…”, “aún no confío en mis capacidades…”…, en ese caso, compañero, dejame recordarte entonces –una vez más-…, que “la energía sigue al pensamiento”…, que la ¨realidad¨ es una ilusión que podés cambiar cuando lo desees…¡y que tu potencial más elevado te está aguardando…!).

MEDITACIÓN : ACARICIANDO CON TU ENERGÍA

Tu vida ha cobrado un nuevo significado: has decidido repartir tu luz allí por donde vas…, pero ahora, de una manera muy específica: ¨acariciando¨ con tu energía al prójimo…quienquiera que sea…y esté donde esté…

Y estás allí…en la parada del transporte…mientras esperás que el ómnibus llegue…, y te ¨enfocás¨ en esa anciana de semblante cansado que está en la fila, delante tuyo…

Respirás profundo…, muy hondo…, mientras expandís tu conciencia…, y visualizás que tus manos físicas se ¨proyectan¨ como si fueran luminosos guantes etéreos…, sobre la cabeza de la viejecita…

“Acariciás” con ellas su cabello cano…sus sienes plateadas…su frente arrugada…, mientras le decís en silencio: “¡te quiero, abuela…!”.

Con tu amorosa intención, la vas envolviendo en caricias de luz…-de consuelo, de paz, de bienestar…- ; esas altas ondas vibratorias, no solo neutralizan la energía densa o anestésica que pudiera primar en ella en ese momento…, sino que además –por inducción armónica-, van pulsando ¨las teclas¨ de su propia luz…-esa grandeza infinita que late en su interior-…

Como una red dorada de hilos invisibles, tu amor la acaricia, la cobija, la envuelve…y abrillanta su propia estrella diamantina…, en el altar sagrado de su alma…

Y por un breve instante, ya no sos vos quien la embebe en esa luz…¡es el Corazón Único que a todos nos hermana, pulsando con el latido de la Creación…!

La viejecita percibe –en un nivel no conciente-, el estímulo cariñoso de esas vibraciones tan puras…, esa elevada frecuencia del Amor Incondicional…(y quizás se le ¨ocurra¨ pensar, ¨casualmente¨… “¡que agradable se puso la mañana…!”…, o tal vez gire la cabeza…y te sonría…).

Y sabés bien que tu proceder -basado en la actitud correcta, en la nobleza y el amor-, no sólo la está haciendo sentir mejor momentáneamente…: a un nivel mucho más profundo, la está ayudando a avanzar en el camino que le resta…¡la está ayudando a “despertar”…!.

FIN
Jorge Oyhanarte

Anuncios

FUSIONÁNDONOS CON NUESTRO YO FUTURO ( meditación )

0fd336e95d0805889b88e7b548dc5fb6

Cerrás tus ojos… y respirás profundamente…

Con tu visión interna visualizás frente a vos a tu yo futuro…tu ser de luz de quinta dimensión…

Tiene tu mismo aspecto…pero todo él es etéreo…radiante…cristalino…de suaves colores iridiscentes…de una hermosura indescriptible…

Te está sonriendo… ¡ y es la sonrisa más dulce que hayas visto nunca…!

Intuitivamente, sabés que tiene para vos, lecciones, información y sabiduría que escapan a tu preparación actual… porque él encarna el estado de unidad propio de la quinta dimensión, donde la polaridad ya no existe… donde el amor y el respeto de unos a otros es tan natural como la respiración…

Lo mirás con admiración y asombro… y le decís con tu pensamiento que querés superar todos los límites… y evolucionar aceleradamente mientras estás aquí, en tercera dimensión… que por favor se integre a vos, a tu yo de este plano, para poder cumplir ese propósito…

Su mirada infinitamente bondadosa te dice que sí…

Ahora su luminosidad se suaviza… como si estuviera ralentizando voluntariamente su altísima frecuencia vibratoria… para hacerla más compatible con tus vibraciones terrenas…

Se coloca frente a vos… gira sobre sí mismo hasta darte la espalda…y comienza a retroceder lentamente…mientras su cuerpo luminoso va superponiéndose al tuyo… hasta transfundirse en uno solo…

Sentís el impacto de su radiación penetrando cada átomo de tu ser… mientras te fusionás con su espacio unificado de conciencia…

Ahora tu radiancia, trasfundida con la de él…aumenta y aumenta hasta el infinito…hasta transformarse en un campo vivo… respirando luz…

¡el microcosmos transformado en el macrocosmos!

¡la gota de agua que se vuelve océano…!

Tu contexto de realidad se amplifica hasta abarcarlo todo…

Tu corazón se expande en un latido sideral… y por un instante, te sentís completo…perfecto…total… como si se hubiesen reconectado mágicamente todos tus aspectos… todos tus fragmentos… todas tus existencias…

El sentimiento de plenitud que te embarga, escapa a toda descripción…

Lágrimas de inefable gratitud ruedan por tus mejillas…mientras te sentís, por primera vez en tu vida, verdaderamente lúcido y despierto…

En medio de una armonía y una paz inigualable…, sentís que todo es ahora… que todo es aquí… que todo es como debe ser… que nada ni nadie, en ningún lugar, podría cambiar o destruír lo que sos… porque no se puede destruír lo eterno…lo inmortal…lo infinito…

Sentís, desde tu ser de quinta dimensión, que pertenecés al cosmos por derecho propio… y que sólo la verdad, la belleza y el amor son reales…

De pronto, destellan conceptos nuevos en tu mente… y te das cuenta que provienen de tu yo expandido…que pareciera querer guiar tus pasos terrenos inmediatos, regalándote algunas premisas esenciales…

Y escuchás internamente su voz, -que es la tuya-, diciéndote:

– Este viaje comienza y termina en tu interior… cuando comprendas que haber llegado y estar viajando…son la misma cosa : dejate fluir en la energía del instante, porque en verdad, es lo único que existe…

-No te restrinjas…no te limites… ; las cosas son lo que decís que son : cuando quieras crear algo, sólo nombralo…con intención pura y confianza ciega… y el universo ya lo estará cristalizando…

-Entregate únicamente a seguir sólo tu pasión : aquello que te dé más alegría, sin esfuerzo alguno… y si ese oficio o labor no existiese, inventalo…sos un portador ilimitado de talento… atrevete a la esfera de todos los posibles…

-No busques del afuera ni permiso ni validación… porque no hay afuera…todo es adentro… todo sos vos…refractado como un prisma en millones de reflejos que aparentan ser otros distintos…

Paladeás el sabor a verdad en esas sugerencias colmadas de amor… y repentinamente sentís que tu ser del futuro, antes de marcharse, quiere hacerte otro obsequio, de carácter diferente… :

Súbitamente, sentís como si una fuerza invisible te inmovilizara… tus pulmones se quedan sin aire… un torrente de luz se precipita dentro de tu cuerpo… y todas las células de tu ser entero parecen brillar, como si millones de farolitos se hubiesen encendido simultáneamente…

Tu conciencia comienza a expandirse… cada vez más… y con ella tu sentido de identidad comienza a abarcar todo lo que te rodea…

Las sensaciones físicas han sido sustituídas por la pura sensación de existir… la más intensa que jamás hayas experimentado…

Tu yo personal se ha esfumado… ya no hay experimentador separado de la experiencia…sólo hay un océano de luz ilimitado… inmutable… atemporal…

En un destello de comprensión, percibís que te has disuelto en el tejido de Dios… el supremo deleite que no tiene principio ni fín…

Armonías musicales jamás oídas acentúan el éxtasis… susurros de coros celestiales… la música de las esferas vibrando…y como un telón de fondo sonoro, apenas audible…el murmullo del OM… el latido del universo… la voz de Dios…

De pronto la experiencia extática culmina… el aire vuelve a tus pulmones… y tu sentido de identidad, otra vez confinado en su estrecha jaula de carne… el arrebato cósmico ha llegado a su fín…

Tu yo del futuro te dice telepáticamente que los circuitos electromagnéticos de tus cuerpos físico y etérico, se están sobrecargando… y ya comienzan a resistir esa alta frecuencia vibratoria… y que por tu bién, él debe retornar a su plano dimensional…

Pero te deja una promesa : que cada vez que te sientas atascado en algo… hagas todo lo que esté a tu alcance… todo lo que puedas… y luego –si el problema persiste- , que lo invoques… y él se hará cargo de lo que no puedas…

Y también te deja una invitación : que lo sigas incorporando, gradualmente, más y más cada día… hasta llegar a ser uno con él… para siempre…

Lo despedís con infinita gratitud…y con el sentimiento de amor más puro y profundo que alguna vez hayas sentido…

Abrís los ojos… y lentamente retornás a tu vida en esta dimensión… pero ya no sos el mismo que eras antes…

Ahora en tu mirada y en tu sonrisa, brilla una luz distinta…reveladora de que ya no estás más hecho de carne, sangre y huesos…

¡Ahora estás hecho de eternidad…!

FIN

Jorge Oyhanarte

EXPANSIÓN GALÁCTICA

2d3bb358d7e286fe2e77067eef0ab81da
Respiro hondo…profundo…y me proyecto por el espacio…con mi cuerpo expandido flotando por la galaxia…

Aquí…suspendido en el universo,…estoy en casa…

A mi alrededor, palpitan las estrellas…y se acercan y se alejan nebulosas…astros…planetas…objetos estelares…todos constituidos con la misma sustancia que mi cuerpo…

A todos ellos les pido su amorosa energía para eliminar cualquier resistencia o bloqueo que aún pueda quedar en mi ser, interfiriendo en mi búsqueda de la luz total…

Como resultado de este pedido, siento que las estrellas me envían su amor…como si millones de faros se encendiesen en el cosmos, y todos se orientasen hacia mí…

Me bañan por completo en su amorosa luz…y esa energía de los astros me transforma y me purifica hasta lo más hondo de mi ser…

Oleadas tras oleadas de vibraciones estelares, irradian hacia mí desde todos los confines del universo…activando mi cuerpo de luz diamante…mi conciencia cósmica…mi corazón galáctico…

En un profundo estado de júbilo y gratitud, siento la caricia de las estrellas encendiendo mi propia estrella diamantina…hasta hacerla resplandecer con el brillo divino del arco iris cristal…!!

Un gozo indescriptible inunda mi alma…y allí…suspendido en el espacio,…reconozco de pronto, a lo lejos, al querido planeta Tierra…el magnífico planeta azul…

Vuelvo suavemente a la Tierra con el fruto de esa siembra estelar…transfigurado en un ser radiante de luz diamantina…; esa luz que voy a regalar a mis hermanos humanos -¡tan necesitados de ella!-, simplemente mirándolos…sonriéndoles…amándolos…

Y si eventualmente tuviese que tocar sus cuerpos dolientes para llevarles la energía sanadora del Cielo y de la Tierra, será apenas una caricia disfrazada de técnica…rebozante de ese amor incondicional que todo lo cura…que todo lo transforma…que todo lo embellece…

Ahora las cosas se me aparecen más brillantes…más transparentes…

Ahora estoy preparado para comprender mejor a mis hermanos, y aceptar sus posiciones, sus decisiones, sus modos de vida, sus elecciones, sus preferencias…,
lo cual allana mi paso por el mundo, al desaparecer de mi vida el conflicto…

Ahora…desde el centro mismo de mi corazón diamantino…estoy vibrando cada vez más alto…irradiando cada vez más luz…esparciendo cada vez más bondad…

Fin
Jorge Oyhanarte

ESCUCHANDO A NUESTRO SER DE LUZ

– PRINCIPIOS DE “MAGIA MENTAL”

¿Vieron, compañeros, que todos los maestros canalizados en los últimos años, 

coinciden en la enorme importancia del SISTEMA DE CREENCIAS que sustentamos, como constructor de nuestro túnel de realidad?

Quizás ustedes también estén plenamente concientes de ello, pero a la hora de querer “reconfigurarlo”, tal vez tengan dificultades y se 

pregunten cómo hacerlo.

A lo mejor pueda servirles, en ese sentido, esta experiencia que 

atravesé hace ya algunos años años, durante el tránsito de mi 
adolescencia hacia la juventud.

En ese entonces, me dediqué a analizar porqué algunas personas parecían conseguir lo que deseaban con gran facilidad, mientras que a otras nos costaba muchísimo.


Fue así que tropecé con dos “descubrimientos”, que a lo largo de mi vida resultaron ser útiles y eficaces.


En primer lugar, observé que los “ganadores”, se IMAGINABAN en posesión de lo que querían (ya sea un objeto, una actitud, una cualidad, una relación…lo que fuese), con absoluta NATURALIDAD: 

ello es, sin esforzarse ni premeditarlo -simplemente, sienten que LES CORRESPONDE conseguirlo, lo ven como algo lógico y natural, serenamente convencidos de ello -.

Y entonces, sin haberlo “trabajado mentalmente” de manera alguna, sencillamente van y lo logran (la realidad se amoldó a su sistema de creencias: ME CORRESPONDE, ERGO, LO CONSIGO).


El resto (nosotros), DUDAMOS en poder conseguirlo, y la realidad nos contesta como en un espejo: ¡TE COSTARA LOGRARLO! (y una vez más, el sistema de creencias nos “juega en contra”).


Primer “principio” que pude deducir, entonces:


“…PORQUE NO LO CREEMOS POSIBLE, NO NOS PONEMOS A IMAGINARLO…,

Y PORQUE NO NOS PONEMOS A IMAGINARLO, NO LO HACEMOS POSIBLE…”

Parecía entonces que el camino, sencillamente, consistía en empezar a imaginarnos en posesión de aquello que anhelamos, hasta crear  (artificialmente) , la CONVICCION, la CERTEZA, la CREENCIA, de que ello nos correspondía y que era fácil su obtención.


Alborozado con ese “descubrimiento”, comencé mi práctica imaginativa enfocada a un logro específico: superar mis inseguridades de entonces, la falta de confianza en mí, y la molesta sensación de “no encajar en ninguna parte”.


Fue así que empecé a visualizarme seguro, confiado, sonriente y sereno, desenvolviéndome con aplomo y soltura, y poniendo bajo control a las diferentes situaciones de la vida.


¿Y que pasó entonces?


De inmediato surgió la vocecita socavadora del subconsciente: “Te estás mintiendo”, “vos sabés que no es cierto”, “lo estás 

inventando”, “la realidad es que no confiás en vos”…y así 
sucesivamente. ..

Fue tan y tan insistente, que al fin hice lo mismo que tantos otros exploradores de estos temas como yo: descorazonado, abandoné prematuramente la partida.


Pero no terminaba de aceptar que la experiencia finalizara así: 

frustrada, irresuelta…

Y me pregunté que pasaría si hacía lo mismo que ella (la vocecita); 

es decir, insistir, insistir, insistir…

Decidí probar, y vean la secuencia de lo que pasó: al principio, todo igual: yo visualizándome seguro y aplomado, y ella diciendo que era todo falso.


A los pocos días de continuar como si no la escuchara, empezó 

a “suavizar” su mensaje negativo: “Si…tenés cosas buenas…no lo voy a negar…pero igual tu vida será un fracaso…”

En los días subsiguientes de práctica, moderaba cada vez más su postura inicial: “puede ser…con el tiempo…quien sabe…”


Y al cabo de algunas semanas: “sí,…te sentís más seguro…más 

sereno…pero. ..”, hasta que finalmente acabó desapareciendo: se había integrado la nueva programación de manera natural a la “bolsa de datos de la memoria”, al “disco duro” de la computadora cerebral, y el nuevo comportamiento fluía espontáneamente, sin traba alguna.

Este proceso, entonces, me permitió deducir un segundo “principio”: el de la “familiaridad progresiva” con la nueva creencia, hasta su completa asimilación.


Mucho tiempo después, pude verificar que aquél conocimiento intuitivo, era convalidado científicamente por la neurociencia, cuando nos dice que tenemos unos circuitos cerebrales y una química que nos condiciona, pero que podemos construir nuevos circuitos “…usando el neocortex de nuestro cerebro, de manera que varíen también los neuropéptidos, y otras sustancias transmisoras…”.


Y también nos explica que “…si hacemos algo nuevo cada día de manera distinta, y mantenemos esos cambios conductuales durante un tiempo mínimo, se transformarán las substancias químicas que produce el cerebro en una situación determinada”.


Pero además nos aclara que debemos tener en cuenta que este proceso, produce incomodidad, y que por eso solemos evitarlo: “Como somos criaturas de ¨neurohábitos¨, al interrumpir la química cerebral habitual, se produce un período intermedio sin sensación, al que asociamos con el miedo, y por el que preferimos ¨dejar todo como está…, aunque no nos guste…¨ ”.


Y que al llevar a cabo un entrenamiento mental de las nuevas habilidades que deseamos adquirir, siempre “…hay que seguir ¨un poco más¨, porque ese poco más…, ¡es el que te puede cambiar la identidad!”(¡justo lo que yo hacía de manera intuitiva…!)


El enlazar este conocimiento, con lo que la física cuántica nos viene diciendo hace bastante tiempo, (en el sentido de que la realidad “allí afuera”, no existe como algo independiente de nuestra mente, sino que la creamos nosotros de instante en instante…), …me da pié, compañero de viaje, para exhortarte entonces amablemente: 


“¡Hacé de tu vida, amigo,

la más hermosa creación…!,
¡pensamiento a pensamiento…!,
¡vibración a vibración…!”

Jorge Oyhanarte

http://lasalmaseternas.blogspot.com.es/

EL 3° ATRIBUTO DEL AMOR INC.: EL PERDÓN INSTANTÁNEO

bienaventuradoslosaflogidos
— Divino… (aquí va el nombre de tu maestro preferido: Jesús, Sai Baba, Mahoma, Yogananda, Babaji, el que sea)….déjame besar tus pies de luz, por favor, sublime maestro…y ahora te suplico me confieras el tercer atributo del amor incondicional: el perdón instantáneo.

–Sí, querido hijo de luz que te llamas… (aquí va tu nombre)… en esta vida: nuestro divino Padre te obsequia, por mi intermedio, la gracia del tercer atributo del amor incondicional: el perdón instantáneo.

Siente el poderoso rayo de luz que brota de mis manos y de mi pecho y se dirige al centro de tu segundo corazón, y activa en él la sagrada vibración del perdón instantáneo…

Siente como esta sublime energía se activa y se derrama por todo tu ser…

Siente la fuerza, la belleza y el poder… de perdonarlo todo instantáneamente…en el mismo momento…, porque no hay condenas…no hay reprobación ni censura ante ninguna acción del prójimo…, ni aún ante las más hirientes…

Solo hay una profunda corriente de amor y comprensión… que todo lo acepta…que todo lo entiende…que todo lo tolera: sabes bien que estás hecho de luz… y nada puede lastimarte…

Siente la alegría, la plenitud y la gloria… de vivir en estado de perdón permanente…irradiando la paz de tu amorosa indulgencia…que todo lo suaviza…que todo lo apacigua…que todo lo redime…

Siente el regocijo del perdón instantáneo…divina flor que brota espontáneamente de tu corazón puro y luminoso…

Yo decreto, querido hijo de luz que te llamas… (tu nombre)…en esta vida, por el amor infinito que el padre te tiene, que el espíritu del perdón instantáneo impregne todo tu ser…todo tu ser…todo tu ser…absoluta, total, completamente…absoluta, total, completamente…absoluta, total, completamente. ..aquí, ahora y para siempre…aquí, ahora y para siempre…aquí, ahora y para siempre…y así es…así es…así es…

FIN

Jorge Oyhanarte.

http://www.poesiasdelanuevaenergia.com

https://viajealeternopresente.wordpress.com