ROSAS Y ESPINAS DE LUZ: AMANECER SENTIDO

AMANECERSENTIDO

En el invierno de la flor dormida,

 encerrada en si misma.

 Anhelando en sus sueños una nueva primavera,

 donde desplegar sus pétalos

 cual alas de mariposa revoloteando

 y expandiendo su perfume de amor por doquier.

 

  A su llamada acude embriagado,

 por la visión y el candor de tan bella flor,

 un pequeño príncipe con nobleza y pureza,

 a ofrecerle su más preciado don.

 

  Viviréis lo nunca vivido,

 sentiréis lo nunca sentido,

 recordaréis lo nunca olvidado.

 Amaréis lo siempre amado.

 Comenzaréis lo siempre comenzado.

 Extenderéis lo nunca extendido.

 

  Un nuevo amanecer sentido,

 de lluvia bendita,

 de rocío pleno,

 de puro amor.

 

  Y en su mano…

 una flor el príncipe se llevó

 y un nuevo amanecer sentido.

 

Ángel Hache@

Anuncios

ROSAS Y ESPINAS DE LUZ.- AL ALBA

alalba

 

En ti gozando,

mis sentidos despertando

de larga noche dormida,

sacudiendo.

 ¿En qué guarida te escondiste?

¿Por qué tus ojos cerraste?

¿No ves que la noche oscura

 más tenebrosa sin ti late?

 

¡Ay, lucero del alba,

luz de la mañana!

No alargues la noche,

no temas a la parca.

 

¡Sal de tu escondite,

abre el telón,

que resplandezca la alborada!

 

¡Ya viene!

¡Ya llega,

con su manto dorado

y su aureola estrellada!

 En ti gozosos,

mis sentidos despiertos

de larga noche dormidos.

¡Al fin, sacudidos!

 

Ángel Hache@

ROSAS Y ESPINAS DE LUZ: AMANECE

 

No hay silencio.

Pensamientos van y vienen,

vienen y van.

Una mente atormentada,

pesadillas del alba.

¡Todo se acaba!

¡Todo se acaba!

Sólo una horrible pesadilla.

 

Suena el despertador.

Comienza un nuevo día

y miras a tu lado y ves,

alargas la mano y tocas.

Un ángel durmió a tu lado,

un ángel con otro ángel.

 

Ya no hay pensamiento.

Nada te aflige.

Nada te apena.

Una caricia en tu rostro y

un beso en tu corazón.

Amanece.

Ángel Hache@

EVA Y ADÁN

EVA Y ADÁN

Adán,

hijo de la Tierra y del Sol,

despiertas de un sueño profundo.

Tus rodillas y manos ancladas en el barro.

Mirada escrutadora.

A tu lado mujer impar.

Os levantáis con esfuerzo,

primeros pasos vacilantes.

 

Mano tendida,

mano aceptada.

Contemplada naturaleza,

belleza inigualable.

Pensamientos unidos.

Corazones latiendo al unísono,

vuestro sonido es de Amor.

Una nueva senda ante vosotros

iniciáis a transitar.

Ya eones transitados.

Los cuerpos de barro cansados están.

El alma consciente ante la cumbre alcanzada.

Nuevo destino

vislumbran Eva y Adán,

meta estelar,

esencia corporal de Luz.

Nueva entidad.

Juntos de la mano

Eva y Adán.

Angel Hache@

https://viajealeternopresente.wordpress.com