YO SOY LA DIVINIDAD… Cap. 11

YO SOY LA DIVINIDAD-BARRIOS

Yo soy la Divinidad el Creador Dios

Yo soy el Dios de todo el Universo el de todas la dimensiones

el de todas las almas el de todos los pueblos

 

 Soy el Justo el Bueno, soy la Vida y el Poder

Soy el Uno, el Único.  Fuera de Mí no hay otro Dios

 

 De Mí todas las cosas emanan.De Mí todas las criaturas nacen

todas las galaxias toda la materia toda la energía

 

A Mí todo regresa.A Mí se reintegra y vuelve a nacer

Sin embargo todo en Mí permanece unido a cada instante,

en cada lugar.

 

 Yo estoy en todo lo que existe. Yo soy todo lo que es

Soy el cúmulo estelar, la estrella, la tierra,  el noble ideal, la profunda emoción.

 

Soy luz y sombra. cuerpo y alma, espíritu,  materia y energía

vida y muerte. Nada existe que no sea Yo.

 

 

Yo soy el grano de polen, la hierba que al viento se mece,  soy la brisa

el ave que pasa, el firmamento, los espacios, el pez y los mares,

la nube y el sol.  Soy el rayo y el trueno, la montaña. Soy la flor.

 

Yo muevo los enjambres de estrellas. Yo trazo el camino de la hormiga

Soy huracán y lluvia fresca,  florecer y marchitar,

placer y dolor.

 

Yo soy la Ley Primera y las leyes que de Ella derivan.

Yo conozco todos los pensamientos, todos los sentimientos, todas las acciones,

y detrás de todo, Yo estoy.  Yo soy.

 

Yo te he creado a ti, tú,  que recibes mi palabra.  Yo diseñé tu rostro

desde más allá del tiempo.  Yo imaginé las circunstancias de tu vida,

jamás algo fue casual en ella, nada lo es ni lo será; todo tiene un propósito perfecto.

Mi Mano participa en toda situación.

 

Cada encuentro está por Mí designado,  cada suceso,  cada momento de dicha o dolor,

cada triunfo,  cada fracaso.  En todo participo Yo.

 

Yo voy creando el argumento de la gran Obra Universal.

Yo inspiro el rol de los actores,  Yo decoro e ilumino. Soy escenario y color

y soy actor.

 

Yo soy el gran protagonista y el gran espectador. Porque sólo Yo soy Totalidad

sólo Yo no soy minúscula fracción,  sólo Yo existo de verdad.

A todos la vida he brindado, en todos estoy,  en cada uno soy,  a cada cual sirvo.

 

Y todos conmigo han de unirse al fin,  aun aquellos que de Mí dudan,

 incluso quienes todavía no me aman.

 

 Enrique Barrios

 

MENSAJE ACUARIANO

Voz de Dios Amor

Anuncios

YO, EL CREADOR DEL UNIVERSO-Cap. 10

YOELCREADORDELUNIVERSO

Yo,  el Creador del Universo,

soy mayor que las galaxias,  soy superior

a todos los planos de existencia.

Sin embargo, Yo te amo.

 

Intenta comprender ese prodigio:

¡Dios te ama!

 

Si no lo hiciera no tendrías existencia,

no podrías respirar,  ni ver los colores,

no sentirías los aromas,  no podrías paladear los alimentos

ni acariciar la suavidad,  ni percibir los sonidos.

No podrías pensar,  darte cuenta,

no serías co-creador en mis dominios,  ni podrías amar.

 

Pero puedes disfrutar de la creación mediante varios sentidos

y puedes dejar tu huella en el Universo

porque Yo te amo.

 

Por Amor he insuflado en ti la vida y porque mucho te amo

perteneces a un selecto grupo de hijos míos,

forjadores de una nueva nueva humanidad.

 

Porque te amo quiero que tengas

buena guía para tus pasos,  y no tropieces.

 

Porque te amo quiero que conozcas la Ley,

porque ella es la segura senda que libera de las sombras

y conduce hacia la Luz.

 

Porque te amo quiero que no caigas en error

y no sufras las consecuencias.

 

Porque te amo quiero que aprendas

a manejarte en la vida,  para que no te sobrevengan males

y estés protegido.

 

Porque te amo quiero que aprendas a hacer de tu vida

una fuente de felicidad y disfrutes de la existencia,

descubriendo mis tesoros más visibles a tu alrededor

y mis joyas más ocultas dentro de ti.

 

Porque te amo quiero que te conozcas y sepas lo que de verdad eres

y descubras quién soy.

 

Porque te amo quiero que te integres a mi Plan

y construyas un nuevo mundo,

aquél que desde siempre prometí en el que no estará

el hombre contra su hermano ni pueblo contra pueblo

ni nación contra nación. Y por tu servicio seas preservado

cuando llegue la selección.

 

Porque te amo te enseño a llegar a Mí

la Luz que mora en tu interior.

 

Porque te amo estás recibiendo el sentir de una Luz Cósmica,

la Luz de Acuario expresado en palabras.

 

 

Tenue claridad que suavemente crece como nace el alba

a la medida de las suaves almas que laboran por un mundo más suave, más armonioso y pacífico,

más unido y justo,  un mundo fundamentado en el Amor.

 

Pero la Luz de Acuario al final será un brillante sol

nacido del mundo espiritual que iluminará el mundo material.

 

La Luz de Acuario no depende de revelaciones ni de escrituras

no necesita formar iglesia porque es un nivel de conciencia.

 

Es un hito inevitable en la evolución,

es el fruto de un crecimiento interno,  de una maduración.

 

Es la Luz de las miríadas de almas que llegan

las que ya no empuñan espada. Prefieren la sana alegría,

la amistad y la paz, el Amor para acercarse a Dios.

 

Es la Luz de los mundos que superaron la oscuridad,

la desconfianza y el temor,y conviven en armonía

en cósmicos y divinos lazos.

 

Es la Luz de aquéllos que sienten en sí mismos

mi Presencia viva y poderosa,

y dejan atrás las muletas,  el temor y el fanatismo,

las doctrinas y teorías muertas y transitan las veredas felices

las del servicio a la humanidad,  en libertad y Amor.

 

Porque te amo te muestro este reflejo

de la Luz de Acuario. 

ENRIQUE BARRIOS

  MENSAJE ACUARIANO

 

TU ESPÍRITU INMORTAL ES UNA CHISPA DEL MÍO- Cap.9

 TUESPIRITUINMORTAL

Tu espíritu inmortal es una chispa del mío.

Yo soy un gran sol y tú un rayo de mi Luz.

 

En el fondo de tu corazón,  en el centro de tu ser,

resplandece la Llama de mi Espíritu.

Es ella quien te da vida,  es tu fuente de conciencia y poder,

dicha y libertad.

 

Es por eso que en lo profundo de ti

existe una maravillosa ventanaque te asoma al conocimiento total

a la conciencia divina,  a la dicha eterna, a la existencia sin final,

al Amor Universal.

 

Allí estás realmente tú,  rayo del divino amor,

manifestación de Dios.

 

Tu ser es como una lámpara con la Luz de mi Espíritu al centro

y un opaco cristal alrededor.

Mientras más limpio tu cristal,  más mi Luz reflejarás.

 

Aquello que frena el paso de mi Luz en ti es tu apego a tu ilusoria individualidad,  a tu pequeña historia personal,

a tu identidad transitoria.

 

Ese apego nacido de la ignorancia,

genera todo un personaje que te parece que eres tú,

pero no lo eres,  es un yo inferior,  transitorio

lleno de temores,  de deseos intranscendentes,

de falso orgullo de tanta imperfección.

 

Pero tú eres mucho más que eso. Aunque a ello te aferres

y por eso sufras,  tú no eres tu yo inferior,  no eres ese personaje transitorio,  condenado a desaparecer sin dejar recuerdo.

 

Aunque creas ser pequeño y débil

no lo eres

hay en ti más que disfraz y máscara

más que espejismo e ilusión

porque tu verdadero ser Yo soy.

 

Tú estás llamado a conocer la eternidad, a participar conmigo de la creación de las múltiples dimensiones y planos de existencia

desde cada punto posible.

Conocerás todas las cosas,  existirás para siempre porque estás

irremediablemente condenado a experimentar toda la felicidad y Luz que te reserva mi Amor.

 

Pero las sombras de tu alma deben desaparecer.

Tú mismo limpiarás tu cristal,  deberás rectificar errores,

sensibilizar tu corazón y perfeccionar tu entendimiento

a la Luz del Amor.

El nivel de transparencia de tu cristal es tu nivel de evolución.

 

Si tus sombras fuesen claras,  no precisarías enseñanzas ni maestros

libros ni escuelas,  ya que en ti están todas las respuestas

porque en ti habita el Maestro de Maestros,

porque en ti Yo estoy.

 

Cuando tu cristal esté más limpio y transparente mejor mi Luz

comprenderás que jamás hubo separación entre tú y Yo,

que te aferrabas inútilmente a los afanes y apetitos de un personaje

que no eras tú.

 

En tu camino hacia Mí,  hacia tu verdadero ser,

el primer paso es tu fe.

 

La fe es la respuesta en acción a la sabiduría del corazón,

al susurro de la llama de Amor,

a la Voz de Dios que desde lo íntimo guía.

 

Fe es la capacidad de abrir la puerta a los rayos de la luz interior

que se filtran luminosos por los puntos limpios del alma,

y que iluminan la conciencia.

 

Por tu fe se abren tus puertas al Amor,

que resplandece en el fondo de ti.

 

Pero aunque en ti esté,  sin tu fe no puedes llegar a Él,

ni a su sabiduría,  ni a su poder,

ni a tu conciencia superior.

 

Sin tu fe no puede llegar a Mí tu Amor,

ni hacia tu hermano,  ni hacia los obsequios que te brindo,

ni hacia ti mismo.

 

Ten fe en Mí.  Sólo así puedes tenerla en ti,

confía,  habito en tu interior, te amo

y estoy guiando tus pasos hacia un destino mejor.

 

Yo actúo a través de ti mismo porque eres lo que soy.

 

Tú te premias o castigas,  te creas el triunfo o el fracaso.

 

Tú eres tu salvador y tu castigador.

 

Búscame dentro de ti y encontrarás allí tu libertad

tu poder y tu dicha.

 

Cuando en ti me encuentres ya no necesitarás ningún apoyo exterior,  y descubrirás que tú eres libertad y fuerza,

sabiduría y Amor.

 

Cuando te apoyas en lo externo.  la luz que hay en ti

la irradias hacia alguien o algo que actúa como un espejo

y te devuelve tu propia luz,  aunque disminuida,

teñida de colores ajenos a los tuyos.

Ymientras pienses que tu luz proviene de afuera,

serás esclavo de lo exterior.

 

Yo soy la Luz y el Poder,  pero habito en ti.

Es por eso que en ti está lo que precisas,  la solución al problema,

la curación,  la respuesta iluminadora,

la fuerza que buscas en lo exterior.

 

El Poder emana del Amor y se obtiene mediante un supremo esfuerzo de libertad,  voluntad y fe,

llamado Certeza.

 

Pero sólo cuando seas realmente del Amor,

el poder se pondrá a tu servicio,

porque sólo entonces tú mismo te permitirás liberarlo,

aunque siempre,  incluso en la agonía,

recuérdalo,  en ti está.

 

Si fueras del Pueblo del Amor y estuvieses lisiado

ordenarías a tus pierna ¡Caminen!,

y ellas te obedecerían.

 

Con la salud quebrantada dirías a tu mal:

¡Esfúmate!,  y quedarías sano.

 

Presa de hábitos dañinos mandarías al enemigo interno:

¡Aléjate de mi vida!,  y ya no tendría poder sobre ti.

 

Atraerías a tu vida el bienestar, la felicidad y el triunfo.

 

En ti está la energía milagrosa porque emana del Amor,

y el Amor es tu verdadero ser.

 

Tu fe abre paso a potestades superiores,

ya que eres y puedes mucho más de lo que crees.

 

Pensamiento positivo es curación,  es bálsamo y potencia,

confianza y buena fe.

 

Pensamiento negativo es enfermedad, veneno y debilidad,

duda y mala fe.

 

Cesa ya de considerarte débil y de escaso poder,

porque estás creyendo algo falso y desconfiando de lo verdadero.

 

Si mi Espíritu habita en ti, en tus manos está la fuerza.

 

Hombre,  Mujer, ¡levántate, ,extiende tus alas

elévate con mi enorme Potencia,  con tu gran Poder!

 

ENRIQUE BARRIOS

 

Mensaje Acuariano

Dios Amor

UNA MISMA EXISTENCIA SOMOS-Capitulo-7

UNAMISMAEXISTENCIASOMOS

 

Una misma existencia somos, la Creación.

tú y Yo.

Todo es manifestación de Dios,  todo es perfecto.

 

Y aquellos que saben en todo y a cada instante,

descubren la perfección.

 

Aunque la mente inferior no comprenda

y ponga objeciones,  todo en el Universo está bien.

 

Esto lo sabe la mente superior, que es capaz de trascender

la ilusión de tiempo y descubre la perfección

en el eterno presente.

 

El Amor es la realidad misma,  no es imaginación,

tampoco recuerdo.

 

Futuro es imaginación,  pasado es recuerdo,

presente es realidad,  ahora y aquí,

fuera de la imaginación,  más allá del recuerdo

y del trabajo del intelecto.

 

Intenta descubrir lo que es percepción pura,

atemporalidad presente.

 

El intelecto no es la conciencia,  sino un instrumento suyo,

un clasificador de datos que se vale de la memoria

y de la imaginación,  pero desnaturaliza el presente,

le hace perder su Vida transformándolo en recuerdo

o en imaginación.

 

El intelecto analiza,  compara y archiva,

califica y clasifica,  pero el intelecto no es el Ser,

no es la Vida,  no es la Conciencia,  nada experimenta,

desconoce el sentimiento,  el Amor y la dicha.

 

Yo,  el Amor,  soy inalcanzable para el intelecto.

No soy analizable ni comparable,  no puedo ser imaginado ni recordado,  sino vivido en el presente,

sólo en el presente.

 

Yo soy el Origen de todo,  nada por Mí creado

puede asirme como no puede la mano

asir su muñeca.

 

Soy Amor y sólo al Amor me revelo,

y sólo en el presente.

 

Pero la mente inferior vive imaginando,

recordando o analizando en el brumoso futuro o pasado,

y Yo soy el presente.

 

 

Lo imaginado o recordado no tiene vida,

no existe en realidad, no ha llegado o ya se fue,

pero Yo,  la Realidad misma, aquí estoy,

ahora mismo,  aquí y ahora, dentro de ti

y en todo lugar.

 

Si calmas tu mente inferior y alcanzas la superior,

podrás conocer la perfección, la incomparable plenitud del presente.

 

Contempla lo que te rodea.

¿No ves que es más que un cuadro genial?

Observa las formas,  las luces y sombras,

los matices.

 

Yo he pintado lo que miras,  lo concebí en mi Mente

desde la eternidad.

 

Pero algunos no ven,  se maravillan ante una tela muerta

sin relieves,  sin aromas,  sin sonidos,

y ante la realidad viviente,  palpitante y colorida,

son indiferentes.

 

Intenta percibirte percibiendo.

Entonces quien percibe es tu mente superior Yo soy.

 

Si quieres conocer la verdadera Vida cesa un poco de pensar,

de calcular y medir,  de imaginar o recordar.

Deja ya de postergar porque nada hay que esperar.

 

La Puerta del Reino aquí está: aquí y ahora,

en Amor.

 

Pero no puede ingresar a ella la mente inferior,

porque no vive en el presente.

 

Y sólo aquí y ahora,  en Amor,

se vive de verdad.

 

El paraíso siempre ha estado a tu alcance,

más cerca que tu piel,  pero no es un lugar

sino una forma de conciencia.

 

Existe una dimensión tuya que jamás salió del Edén,

que nunca saldrá de él.

 

Vives como un sediento sumido en aguas frescas infinitas

buscando el paraíso,  estando en medio de él,

pero no te das cuenta porque tu mente

deforma el presente.

 

Todo va según mi Plan,  todo está bien.

El mundo requiere de tu ayuda,  tú se la darás

y todo sigue perfecto.

 

Tu mundo sufre,  se ha violado demasiado al Amor,

pero es un proceso hacia la toma de conciencia.

Pronto el dolor cesará,  tú serás obrero en mi Labor

y todo sigue bien.

Intenta trascender el tiempo,  todo va bien a cada instante.

 

Las imperfecciones de la vida,  el error y el sufrimiento

son parte de la evolución,  son un proceso.

El niño se cae y golpea hasta que aprende.

 

Todo proceso llega a su fin y comienza otro

cada vez más fino, con más felicidad y menos sufrimiento,

más cerca del centro,  en la espiral evolutiva.

 

 Quien todo genera,  Yo soy,

y mi Obra es perfecta en todo momento y lugar,

por eso a cada instante el sabio descubre la perfección.

 

Para encontrar el paraíso basta con dejar de buscarlo,

basta con abandonar la idea de estar fuera de él

y luego abrir los ojos y Ver.

 

Descubre la maravilla que te rodea, siente el milagro de tener vida

de ser una criatura de Dios,  un templo de su espíritu

flotando en un luminoso Universo con millones de mundos a tu alrededor.

 

Tan habituado estás al paraíso que supones

que debe ser otra cosa,  pero es simplemente

ser Consciente de la Vida.

 

Para captarlo detén tus pensamientos,

relaja tu mente,  rostro y cuerpo,

olvida tus historias personales,  desconéctate del personaje

que representas en la vida,  concéntrate en tu respiración

y luego percibe, siente tu cuerpo.

 

Puedes mover tu mano,  mirar su forma,

sus matices.

Tú eres el amo de su movimiento, es un milagro,

pero estás demasiado habituado a él.

 

Algunos duermen tan profundo que necesitan quedar lisiados

y luego recuperar el movimiento para despertar y valorar,

agradecer y disfrutar.

 

Aprovecha la ocasión,  tienes vista,

percibe los aromas y sonidos,  disfruta de tus sentidos

como si fuera la primera o la última vez.

 

Afina tu atención y descubre el prodigio:

Yo estoy detrás de tus sentidos,  soy el Ojo de tu ojo

estoy en tu raíz.

 

Yo soy tu Mente Superior.

Siempre estoy en el paraíso y tú,  siempre fuera de él,

en el personaje, en tu mente inferior.

 

Las aguas inquietas se ponen turbias,

no dejan pasar la luz.

Calma las aguas de tus sentimientos,  sosiega tus pensamientos

y se transparentará tu luz.

 

Todo comienza por tu fe como por mi fe

se sostiene la creación.

 

Por mi fe la unidad se vuelve multiplicidad

Por tu fe,  la multiplicidad se vuelve unidad.

 

Unidad es realidad,  multiplicidad es ilusión.

 

Si quieres encontrarme inmediatamente,

supera tu intelecto,  tu mente inferior,

porque un día entero de pensamientos religiosos

valen menos que un segundo en el presente en Amor.

Porque entonces estamos unidos y somos Uno.

 

Pero al paraíso,  al Reino de los Cielos,

a la mente superior,  no pude llegar quien no sirve al Amor,

porque no tiene fe,  ni paz interior, ni la mente en calma,

porque no tiene la conciencia limpia.

 

 A la Conciencia Divina sólo se llega

                       con el crecimiento del Amor.  

                                             Enrique Barrios.

                                             Mensaje Acuariano.

                                                                   Voz de Dios Amor

¿DÓNDE ESTÁ EL REINO?

Un día un discípulo le preguntó al Maestro: “¿Dónde está el Reino del que tanto nos hablas?” Éste le miró fijamente y tras una sonrisa se alejó por el camino, al llegar a un olivo se sentó junto a él. El tiempo transcurría hasta hacerse interminable para quien le hizo la pregunta.

Pasó una noche, un día completo. El Maestro permanecía inmutable. El inquieto discípulo estaba no sólo sorprendido, sino que no comprendía qué estaba pasando, él sólo tenía el deseo de encontrar la respuesta a la pregunta que tanto le inquietaba.

Una nueva noche llegó y al alba de un nuevo día el Maestro se levantó. El discípulo aún dormido no se dio cuenta, permanecía seguramente dando vueltas en sueños a sus inquietudes. El Maestro se acercó, le tocó la cabeza con su mano y se alejó.

Cuando despertó el discípulo, al ver que su Maestro no estaba junto al olivo, comenzó a sollozar. Anduvo por los alrededores buscándole con desesperación, hasta que apesadumbrado cayó al suelo. Se reprochó el haberse quedado dormido, pues no sabía cuándo podría volver a ver al Maestro, pues recordaba sus palabras en las que comunicó a todos que iría a la “Casa del Padre” y que ellos por ahora no podrían acompañarle.

El discípulo sin saber qué dirección tomar, se alejó de aquel lugar. Unas horas después, ya caída la noche, se paró a un lado del camino. Encendió un pequeño fuego para proporcionarse un poco de calor en tan fría noche, más que cualquier otra que haya vivido. De pronto, una Voz comenzó a percibir, al principio casi inaudible y después tan nítida que se levantó mirando a su alrededor, pero a nadie vio.

La Voz le señaló:

«El Reino que anhelas está tanto en ti como en cada ser, siempre lo estuvo y lo estará, pero tu deseo perturbador te ha convertido en ciego y sordo. Has pasado junto a personas que te necesitaban, te pedían socorro, y tú no tenías tiempo de ayudarles pues debías ir junto al Maestro para hacerle una pregunta muy fundamental para ti. Fue para ti más importante que el mensaje que os he transmitido: ninguna promesa ni objetivo está por encima de las necesidades de tus hermanas y hermanos.

El Reino del que os hablo está en el amor con que desempeñas tus pequeñas actividades cotidianas, en como tratas y cuidas a cada uno de los pequeños que he puesto en tu camino. Ninguna circunstancia de tu vida ha sido ni es fruto de la casualidad, todo está engranado para que tú, junto a tus hermanas y hermanos, crezcáis espiritualmente a través de los tiempos.

No hay ninguna prisa en llegar a ninguna parte, pues todo está a vuestra disposición según lo vais necesitando. Recuerda que el ser más pequeño en el Reino de Dios es más grande que el más poderoso de este mundo y que en la Casa de mi Padre no hay primeros ni últimos.

Da pequeños pasos, siempre poniendo al otro por delante de ti. Tus verdaderas necesidades están siempre cubiertas, más de ti depende percibir la felicidad que está viva en la simplicidad. Valora la oportunidad que tienes de vivir este momento sin preocuparte del mañana. Es ahora el instante que tienes. Ama sin medida y siempre, siempre con Corazón y Verdad. Que tus actos sean el fiel reflejo de tu alma.

La travesía del desierto es necesaria, en ella te encontrarás cara a cara con todos tus temores y anhelos. Serás tentado sin apenas darte cuenta de ello, se te ofrecerá un poder sobre la vida y la muerte. Tus deseos te dirán que con un simple “sí” estarán a tu disposición. Pero éste no es el Reino de mi Padre, es el reino de este mundo material, efímero e intangible. Pero todo esto has de descubrirlo por ti mismo.

Y por último, recuerda que sólo la Verdad te convertirá en un ser libre, en un habitante por derecho propio del Reino de nuestro Padre allá donde se encuentre tu alma, no importa si en este u otro lugar, si en compañía o en soledad.»

El fuego se fue apagando a la vez que la Voz. El discípulo después de un largo silencio se dijo que nunca más desearía nada para sí, que se lo tenía merecido por su inmadurez y vanagloria.

El viento, al mecer los árboles, susurraba una vieja canción al compás del latido de un corazón que empezaba a vivir en armonía con el Universo. El Amor y la Verdad consiguen el “milagro”: un nuevo ser surgía del profundo mundo de los sueños a la realidad de la Vida.

 

Ángel Hache@